|

Empresas de RRHH: reescribiendo las reglas

“La era del gran cambio”

El área de la gestión de los Recursos Humanos es tan cambiante como las personas que la componen, es por ello que los equipos que se dedican a ello deben actualizarse constantemente y reescribir la organización y el desarrollo para así atraer y retener el talento de la manera más eficaz y actual.

En la actualidad, las empresas afrontan significantes retos como el modelo de negocio que establecer, qué herramientas utilizar, cómo tratar con los nuevos perfiles, etc. Mientras que en 2022 venía marcado por una etapa post pandemia donde los cambios empezaban a notarse, como la introducción del trabajo híbrido y la aplicación de las dinámicas de los juegos en equipo. Este año, sin embargo, existe una clara orientación hacía un mismo camino: el empleado y la importancia de mantenerle contento. Mantener el talento. Es por ello que empiezan a cobrar fuerza los siguientes conceptos:

Tendencias en 2023

Se trata de todo lo que rodea al empleado y su experiencia en la organización mientras trabaja, esto implica desde que empieza hasta que se va, por el motivo que sea.

Para comprender a lo que se refiere es mejor visualizarlo como un mapa.

Mapa experiencia del empleado.

Es una etapa del viaje de la experiencia del empleado; hace referencia al proceso a través del cual los empleados se suben a bordo del barco empresarial. No solo los colaboradores en una compañía se adaptan o aprenden los procesos internos de la empresa, si no que se integran como parte de una tripulación que busca un objetivo común.

Lograr esa sensación de compromiso y pertenencia por parte del empleado puede ser determinante: si el trabajador se va, el coste económico para la empresa puede ser importante además de la mala imagen que puede llegar a darle.

Es por ello que el proceso se compone de dos fases. Por un lado, la administrativa, que hace referencia a la preparación previa a la incorporación del trabajador, como es el contrato laboral y cuánto se demora en firmarlo, la documentación necesaria para firmarlo cuanto antes.  Otro punto a tener en cuenta es a la hora de introducir al nuevo compañero, facilitarle una documentación que detalle la actividad de la empresa, tanto su historia, como el funcionamiento de cuestiones o las vacaciones, horarios, etc.

Es importante profundizar que este tipo de estrategias hacen que aparte de que el trabajador tenga los conocimientos básicos y necesarios, se implique de sus valores y misión para poder actuar como empresa.

En los últimos años, el valor de los datos es fundamental para el correcto funcionamiento de una organización. Tras una década de adaptación a esta modalidad de almacenar los datos para la toma de decisiones, es necesario analizarlos. Leer esta información aportada por las personas que componen una empresa, puede ayudar a tomar mejores decisiones y aumentar la motivación y la productividad de los trabajadores. Por ejemplo, mediante el uso de KPI’s o indicadores clave.

Aunque es cierto que a raíz de la pandemia empezó a popularizarse el trabajo desde casa, en 2023 será un requisito indispensable para que muchas personas decidan formar parte de una empresa. Según un estudio realizado por Infojobs, las vacantes ofertadas para trabajar desde el domicilio se han duplicado en el último año. Esto se traduce en que las empresas que en 2023 no ofrezcan esta posibilidad, pueden tener problemas con fidelizar o motivar a sus trabajadores.

Sin embargo, el teletrabajo sigue suponiendo un rompecabezas para las empresas: dificultad para registrar la jornada y horas trabajadas, difícil captación del rendimiento… Para ello se recurren a herramientas de software de registro de jornada.

La diversidad en los procesos de selección para que dentro de una empresa coexistan diferentes enfoques y formas de trabajo distintas. Por ejemplo, la convivencia de diferentes generaciones.

La salud mental empieza a tomar peso, no solo en la vida diaria, si no también en el ámbito empresarial. Es importante tener en cuenta que muchas bajas laborales se deben a depresión, estrés o ansiedad, así lo señala un estudio elaborado por la mutua de la Seguridad Social Fremap en 2002, donde señala que el 15% de estas bajas son por problemas de salud mental. Por parte de las empresas es necesario atender estos datos y ofrecen soluciones a cuestiones como el burnout, que es reflejo de la saturación de un empleado en un trabajo- o el acoso en el lugar de trabajo.