|

Una técnica para cubrir necesidades: el Reskilling

Desde el comienzo de la transformación digital se viven constantemente cambios en el panorama laboral que suponen la impredecibilidad del futuro. Las nuevas tendencias en los Recursos Humanos y las necesidades que van surgiendo en las empresas requieren una actualización continua de la plantilla.

Por esto surge el reskilling o recapacitación, que consiste en adquirir capacidades para cubrir puestos nuevos en la organización y aportar mayor valor. Ya sea por la incorporación de herramientas que hasta ahora no se habían utilizado o para desarrollar un rol diferente.

Mediante esta técnica, una empresa puede mantener actualizado el talento de la plantilla, de manera que no resulte necesario prescindir de los trabajadores y las trabajadoras con más años de experiencia o conocimientos avanzados en alguna materia.

¿Cómo se implementa esta técnica?

Para implementar el reskilling, es necesario contar con el estudio y conocimiento estratégico de cuáles son las habilidades que se requerirán de la plantilla. Se trata de contar con un talento actualizado para que no se requieran nuevos perfiles constantemente. De esta manera, también conseguimos reducir la rotación, que no genera buena reputación.

Ante la incapacidad que se da en muchas ocasiones de no saber identificar estas carencias ni qué medidas tomar, puede facilitar las cosas el realizar una evaluación de las necesidades de tu empresa con preguntas como:

¿En qué áreas necesitas empleados más cualificados?

¿Cuáles son tus prioridades?

¿De qué presupuesto dispones para este?

Una vez que tengas una idea clara de lo que buscas, puedes empezar a planificar las evaluaciones y los programas de formación.

Grandes oportunidades de empleo

En la rama de la tecnología existen varias en las que es positivo hacer formación reskilling ya que generan grandes oportunidades de empleo, como explicábamos en nuestro anterior artículo.

Las más destacadas son:

  • Big Data
  • Machine Learning
  • Cloud Computing
  • DevOps
  • Mercados App y Web
  • RPA
  • Metaverso
  • Inteligencia Artificial
  • Blockchain

Artículo relacionado que quizá te interese: https://www.jobbe.es/wp/noticias/la-ia-en-rrhh-como-afecta-a-la-seleccion-de-personal/

Beneficios del reskilling

Reducción de costes de contratación

El reskilling apuesta por el talento interno para cubrir las necesidades de la empresa, de forma que reduce en gran medida los procesos de selección.

La capacitación requiere una inversión, pero no como lo que vale contratar a un nuevo empleado o empleada. Una nueva contratación de un puesto especializado supone un presupuesto mucho más elevado que la capacitación de alguien ya contratado/a por la empresa.

Además del tiempo que se ahorra en entrevistas y procesos.

Conservar el talento y combatir la brecha digital

Una persona que ya trabaja para la empresa no necesita una bienvenida ni aprender los procesos ni el funcionamiento interno porque ya los conoce. Es muy valioso poder ahorrar todo el tiempo y esfuerzo que eso supone, ya que puede durar incluso meses la formación.

Además, cuando la plantilla es consciente de que la compañía invierte para mejorar su perfil o dar nuevas oportunidades, aumenta su compromiso y sus ganas de conservar ese puesto.

Promueve la cultura de aprendizaje

Este promueve una cultura comprometida con el aprendizaje continuo y genera un dinamismo en la empresa. Prepara a la plantilla para abordar los retos y cubrir las necesidades del futuro.

Empleados 360

Los empleados y empleadas que se forman para nuevas habilidades pueden convertirse en muy buenos/as solucionadores/as de problemas de la empresa dado que conocen en profundidad la organización y su funcionamiento y los diferentes aspectos de su forma de trabajo.

Mejora la reputación de marca

Ofrecer formación mejora su imagen como marca empleadora. Será mucho más atractiva en el sector y para los y las profesionales, por lo que se podrá acceder a perfiles más preparados.