|

Los perfiles más demandados por las empresas: Compliance Officer

A raíz de las modificaciones en el código penal y otras normas internacionales, uno de los perfiles que más se demanda desde las empresas actualmente es el de Compliance Officer.

Además de la Ley Orgánica 5, del 22 de junio de 2010, la Ley Orgánica 1, la del 30 de marzo de 2015 y La UNE 19601, la norma ISO 19600 propone un conjunto de normas y orientaciones sobre cómo gestionar el Compliance de manera correcta y efectiva dentro de la empresa. A raíz de esto surge el auge de la figura del/a Oficial de Cumplimiento.

La figura de Compliance Officer

El o la Chief Compliance Officer, o Compliance Officer, en la empresa se presenta como la figura responsable de supervisar y gestionar todo lo relacionado con el cumplimiento normativo de esta, lo que le hace estar obligatoriamente preparado para gestionar cualquier tipo de incidente relacionado la normativa y gestionarlo de manera eficiente.

Este o esta suele ser el Responsable del Departamento de Compliance (cumplimiento normativo) de la empresa, cuando estas funciones las lleva a cabo un equipo de varios y varias trabajadores y trabajadoras en lugar de una persona únicamente.

La función del/a Oficial de Cumplimiento

Su función se basa en garantizar el correcto cumplimiento de los requisitos legales, procesos normativos y empresariales y políticas y reglamentos de la empresa. También debe informar de los posibles riesgos y de los errores que se pueden estar cometiendo.

Las principales tareas de la persona a cargo de este puesto son:

  • Identificar claramente los riesgos;
  • Analizar cambios estatutarios y reguladores;
  • Determinar medidas preventivas y correctivas;
  • Impartir formación a directivos y colaboradores para que conozcan y apliquen todas las normas;
  • Entrenar a la organización en materias atingentes;
  • Revisar periódicamente la actualización de los procedimientos.

Este puesto requiere obligatoriamente de tareas de seguimiento, control y notificación a los órganos de gobierno de la empresa, además de una serie de habilidades tanto de formación y conocimiento como de personalidad. Los y las oficiales de cumplimiento deben coordinarse con la gerencia y el resto de personal para identificar y administrar los riesgos y posibles riesgos.

Por esto y teniendo en cuenta que la función del/a Compliance officer es imprescindible para que no se incurra ninguna responsabilidad penal, esta figura se está convirtiendo en imprescindible en la mayoría de empresas de cierto número de empleados y empleadas.